sábado, 3 de mayo de 2008

Buenos vecinos

Roberto es una persona querida por todo el mundo, camina por su San Bernardo natal como un rey entre los demás, es un personaje de la ciudad, sin un oficio en particular. Roberto se desempeña en todo tipo de labores, es electricista, plomero, albañil, pintor, mecánico e incluso colocó el techo de la casa de los Álvarez. Su mujer se queja de vez en cuando porque el baño pierde y él nunca está en casa para arreglarlo.

Roberto le hizo un mueble a su vecino Carlos, pero entre mate y mate a Roberto se le escapó la sierra, Carlos lo llevo de urgencia al hospital y gracias al rápido accionar de su vecino, Roberto no sólo no perdió su dedo índice sino que al día siguiente arregló la pérdida del baño de su hogar.

1 comentario:

SEBAS dijo...

A veces tenemos que pasar por situaciones extremas para valorar y dar importancia a las cosas que realmente las tienen.